Destino: Corazón enamorado

Todos queremos ser felices, pero pocos se empeñan en alcanzar esa felicidad. En el tren de la vida la mayoría elige bajarse en las estaciones del dinero, el poder, la ambición desordenada, y -entre quienes están creciendo con internet en sus bolsillos- la pornografía.

En este segundo ensayo, Alfred Sonnenfeld realiza un análisis neurobiológico y humano de las consecuencias que tiene el consumo de pornografía en la persona, y en las relaciones de ésta con su prójimo. Y lo hace desde un punto de vista positivo, a sabiendas de que el mayor perjuicio que trae consigo una sexualidad mal orientada, no es el desorden que aporta, sino lo que impide: la conquista de un corazón enamorado.